Martes 24 de Octubre de 2017
 Dólar ${dolar_c} / ${dolar_v}    Euro ${euro_c} / ${euro_v}
CONTESTADOR
450 5151
WHATSAPP
336 4301087
OPINION
Del Editor al Lector
22/08/2016
EL TIEMPO DE LOS MADUROS
Ya empezamos a transitar el tercer centenario como Nación organizada, llevamos a cuesta distintos escollos que seguramente fortalecerá nuestra identidad. De ninguna manera nos harán perder el rumbo de nuestros valientes patriotas que se animaron a la aventura de ver flamear la propia bandera en el firmamento de los países libres del mundo.
No vivimos en un país muy distinto aún, somos conscientes que seguimos enfrentando a una cultura individualista que, lamentablemente, se ha enquistado en gran parte de nuestros compatriotas. Es el gran desafío pendiente. Para extirparlo, debemos seguir trabajando sin prisa pero sin pausa, tratando de sumar y multiplicar, nunca restar y dividir, hasta lograr vivir lo más unidos posibles.
Las posibilidades no son infinitas, pero suelen ser más que las que conocemos. Todo largo camino, comienza con el primer paso, Ya está dado. La Lic.Kamala Bonifazi, nos cuenta que el escritor Mario de Andrade, brasileño, ha escrito las frases más certeras sobre la madurez, esta etapa de la vida bellísima, donde el prisma con que miremos lo que nos sucede, nos dará el color con el que querramos verlas y la emotividad con que deseamos disfrutarlas.

“Conté mis años y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora. Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente. Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que casi nada se va a lograr, Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido. Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades. No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados. Detesto los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo. Mi tiempo es escaso como para no debatir contenidos. Quiero la esencia, lo auténtico, mi alma tiene prisa.....sin muchas golosinas en el paquete. Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana. Que sepa reír de sus errores. Que no se envanezca con sus triunfos. Que no se considere electa antes de hora. Que no huya de sus responsabilidades. Que defienda la humanidad humana y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez. Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena. Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón se las personas, gente a quién los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el alma. SI.....tengo prisa....vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar. Y no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan. Estoy seguro de que serán más exquisitas que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia. Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera llegarás.....”
Del Editor al Lector
24/10/2016
Fortalecer la solidaridad. Día del Mutualista
Cuando nos acercamos a los 111 años de existencia de nuestra Mutual Euroamericana consideramos oportuno señalar la importancia de los sistemas solidarios, y en particular, los que derivan de la acción mutualista, consagrada en elevar la calidad de vida en toda la comunidad donde opera.
El siempre vidente Licenciado Blas J. Castelli, destaca que son estas nobles instituciones, instrumentos educativos de primer orden, como sostenía el Dr. Juan B. Justo, propulsor del mutualismo y cooperativismo, quién afirmaba “son escuelas vivas y prácticas en las que se capacitan los pueblos para ejercer noblemente la democracia”.
Hoy, no dudamos en afirmar que las asociaciones mutualistas, son solamente satisfacen las necesidades inmediatas de sus integrantes sino que son, al mismo tiempo, instrumentos eficaces de progreso técnico y cultural, dónde se aprenden los cuidados de la responsabilidad y utilización de la libertad.
La asociación voluntaria de los trabajadores en unidades mutuales, para encarar los importantes servicios que exigen vivir sin dignidad, representan soluciones prácticas para las operaciones y relaciones en común de todo ser humano. La gente, en la Argentina, de los tiempos que nos toca vivir, debe llegar al convencimiento de que la pequeña empresa es elemento esencial para el avance comunitario. La iniciativa de motivar la constitución y fortalecimiento de mutuales, irá convirtiendo en realidad las aspiraciones de progreso en un mundo solidario.
Compartimos las palabras de prestigiosos hombres y mujeres que han impulsado la solidaridad entre las personas cuando afirman “las poblaciones cuanto más pobres son, tanto más rápidamente perciben los principios de Mutualismo y del Cooperativismo; florecen ellas el ansiado progreso para salir del estancamiento con tensión, perseverancia”.

La Cooperación no suma el esfuerzo de sus Asociados, los MULTIPLICA.